Análisis del petróleo West Texas

0
64

El recorte en la producción de petróleo aprobada por la OPEP y respaldada por algunos países ajenos al cartel ha propiciado que el balance entre la oferta y la demanda a nivel mundial se acerque a un punto de equilibrio, eliminando los excesos de inventarios que surgieron a finales de 2014 y que duraron hasta inicios de 2017.

El gran beneficiado de estos acuerdos ha sido Estados Unidos que ha aprovechado el repunte del precio del crudo para ir ampliando su producción, compensando al menos en parte, el intento de la OPEP de subir el precio del petróleo en los mercados.

La postura de Estados Unidos preocupa a varios países que actualmente están produciendo por debajo de su capacidad, como son Irán, Irak, Angola y Rusia. Por ese motivo, ya han declarado que pese a que el acuerdo de la reducción de la producción está previsto hasta finales de 2018, pretender evaluar la situación a mediados del año que viene para valorar la idoneidad de mantener el acuerdo vigente hasta diciembre de 2018.

Desde un punto de vista técnico, el precio del petróleo West Texas se encuentra en un proceso alcista desde finales de 2015. Sin embargo, dicha estructura denota un carácter correctivo, y el precio se está acercando a un nivel de techo muy relevante en torno a 62.40/45.

Por tanto, nuestra visión es que un West Texas puede seguir subiendo a corto plazo hacia 62.40/50 pero probablemente no supere ese nivel, sino que tienda a corregir de nuevo hacia 50.00 donde se encuentra la base de la estructura alcista. Si llegase a romper dicha base, aumentaría mucho el riesgo de retomar la tendencia bajista de precios a medio/largo plazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here