Jémez se va del futbol mexicano al estilo de los conquistadores españoles

0
50

México, 29 noviembre. – El técnico español, Francisco “Paco” Jémez llegó al banquillo del Cruz Azul para el Clausura 2017, con un cartel poco vistoso, pero con una propuesta futbolística que sedujo a los directivos celestes, la cual terminó luego de la eliminación de la “maquina” a manos del América en la primera fase de la liguilla.

En 36 cotejos en el banquillo cementero, sin incluir la Copa MX, el español ganó 12, empató 14 y perdió 10. No obstante, Jémez rompió la mala racha del Cruz Azul y los clasificó a la liguilla tras seis torneos de fracasos.
Bajo la dirección técnica celeste el español tuvo momentos agridulces, pues al inicio del torneo pasado la afición se impacientó con Paco y buscaba una respuesta por el mal paso del equipo.

Su salida de la Noria dividió opiniones entre los fanáticos cementeros, mientras unos apostaban por la continuidad, otros exigían una renovación.

“Paco” Jémez llegó al Cruz Azul a unos días del inicio del Clausura 2017, los directivos celestes vendieron al público la idea futbolística de que el español funcionaría con su futbol ofensivo.
Si bien el estilo de Jémez dio resultados para mantener en el máximo circuito español al Rayo Vallecano en la temporada 2012-2013, este los terminó por descender en la temporada 2015-16.

Luego del descenso, el palmense encontró acomodo en la élite del futbol español, para enrolarse con el Granada. Sin embargo, este sólo duró tres meses en el banquillo de los “nazaríes”, tras sumar 2 puntos en los 6 primeros partidos.

Con ese curriculum, “Paco” se convirtió en el nuevo maquinista del Cruz Azul, un equipo que cumplió 20 años sin ser campeón de liga. Un conjunto con una afición dolida ante la falta de títulos y el poco compromiso de su directiva y de los propios jugadores.

Una constante del futbol mexicano es terminar los procesos ante malos resultados, a excepción del León, Pachuca y de manera más reciente Guadalajara.

La directiva se murió con una fórmula que no dio resultados en Europa, una idea que nunca permeó en los futbolistas de la máquina.

El espejo por fin se rompió, Jémez regresó a España como llegó sin pena ni gloria, con más fracasos en su palmarés de técnico de equipos chicos (así llamó Jémez a Cruz Azul).

Ahora la maquina tendrá que renovarse de pies a cabeza para el Clausura 2018, y el técnico entrante deberá luchar con 20 años de mediocridad, de finales perdidas, de futbolistas mercenarios, de entrenadores de un solo torneo, pero sobre todo convencer a una afición que año tras año ve se ilusiona y termina como inició.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here