Los lujosos autos convertibles de El Santo, El Enmascarado de Plata

0
213

Por Pique 86

México, 24 Mar.- La cultura de la lucha libre en México no podría entenderse sin el Santo, quien no sólo marcó una época en el pancracio nacional, sino también rompió los paradigmas del cine mexicano al enfrentarse a mujeres vampiro, hombres lobo y demás criaturas salidas del inframundo.

Ya fuese a bordo de un Jaguar XK (1959), MGA (1962), o un Porsche 356, “El Enmascarado de Plata” siempre estaba listo para enfrentar con el más puro estilo del pancracio a los más despiadados villanos.

A lo largo de 24 años Rodolfo Guzmán Huerta, protagonizó 52 filmes del género de lucha libre, donde el héroe de los encordados utilizó lujosos autos deportivos, convertibles, monoplaza, siempre en color blanco o plata.

En una de sus películas más icónicas y considerada de culto “Santo contra las mujeres vampiro”, el nacido en Tulancingo, Hidalgo, derrochó grandes habilidades sobre la lona, y elegancia a bordo de MG MGA Roadster 1500.

Un deportivo convertible con motor de 1.5 litros y cuatro cilindros, el cual podía generar 180 caballos de fuerza. Fue producido por la compañía MG entre 1955 y 1962. Así que el Santo corrió con suerte en utilizar este ejemplar pues su película se estrenó en el año que se dejó de fabricar.

En su película “El Santo contra Blue Demon en la Atlántida (1956)” el “enmascarado de plata” condujo un Mercedes Benz 190 SL, color blanco, fabricado por Mercedes Benz y su empresa matriz Daimler-Benz AG. Dicho vehículo fue uno de las 25 mil 881 unidades fabricadas entre 1955 y 1963.

En 1961, filmó “El Santo contra los Zombies”, donde el luchador utilizó dos autos. Un Chevrolet Corvette de 1956 y un Ford Thunderbird Convertible del mismo año.

En sus filmes también se puede admirar un Jaguar XK de 1959, modelo considerado hoy en día como un icono del automovilismo deportivo de todos los tiempos. Además fue uno de los primeros vehículos que se produjeron en su totalidad luego de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Años más tarde la marca inglesa envolvió una vez más al Santo, el cual no pudo resistirse a pisar el acelerador de un Jaguar Type E modelo 1966.

Sin dejar de lado el estilo el Santo dio un salto al Porsche 356, considerado el deportivo de más alta calidad producido por la marca alemana entre 1948 y 1965.

Otro alemán que manejó el luchador mexicano más reconocido a nivel mundial fue el Volkswagen Karmann Ghia Coupé de 1974.

La lista se cierra con el Valiant Plymouth (1966) que engalanó la película “Santo Y Blue Demon Contra El Doctor Frankenstein”. Y el Renault Dinalpin Berlinette de 1962.

No sólo cada película de “el enmascarado de plata” era esperada para ver sus nuevas aventuras, ya que el público aguardaba con ansias la hora en que el Santo hiciera su arribo en el clímax del filme, manejando autos tan clásicos e icónicos como él.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here