La industria automotriz prepara una iniciativa de ley que ofrezcan mayores incentivos fiscales para la compra de vehículos en el país y así fortalecer el mercado interno.

0
29

   “Ello en un contexto en el cual la industria automotriz ha venido enfrentando la disminución de la actividad económica en los principales mercados a los que exportamos y también preparándonos para una posible variación en la relación comercial con Estados Unidos, por lo que es más relevante el fortalecimiento del mercado automotor”, afirmó el director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (Amda), Guillermo Rosales Zárate.
   Dijo que para lograrlo, una de las líneas de actuación es la reforma fiscal y que la adquisición de vehículos se convierta en una pauta de promoción del desarrollo económico y no únicamente de recaudación.

  Por lo tanto, la iniciativa contiene la revisión de la estructura fiscal para la adquisición de vehículos en donde “tenemos todo por hacer”.

  La iniciativa que la industria espera presentar antes de que concluya el actual periodo de sesiones enarbolará, por un lado, el incremento de la deducibilidad para la adquisición de vehículos nuevos mayor a 300 mil pesos que actualmente se alcanza hasta los 175 mil pesos, solo para personas morales y físicas con actividad empresarial, de tal forma que genere incentivos para la renovación de la flota vehicular de las empresas y la formalidad en la economía de muchas personas físicas. 

    En conferencia de prensa para dar a conocer los resultados de ventas durante el mes de febrero, el representante de los distribuidores de vehículos dijo a que la iniciativa incluye la opción para que sean deducibles los intereses en el financiamiento para la adquisición de los vehículos.

   Asimismo, la realización de ajustes en la Ley del ISAN para que los vehículos híbridos y eléctricos queden exentos, así como el IVA, porque dijo, requerimos de mayores incentivos para privilegiar la adquisición de vehículos con tecnologías menos contaminantes. 

   En materia del impuesto de la tenencia vehicular, Guillermo Rosales recordó que es una facultad de los gobiernos estatales, lo cual representa actualmente una problemática puesto que hay actualmente 32 distintas formas de aplicarlo, desde aquella estados que no la aplican hasta los diferentes subsidios. 

   “Todo este mosaico genera distinciones que no apoyan el ordenamiento vehicular” por lo que dijo que eso se ha trabajado en el ámbito local para pedir a los diferentes gobiernos que eliminen el impuesto o en su caso que incluyan un subsidio al 100 por cientos, aunque no ha habido la misma respuesta en todas las entidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here