Con multas simbólicas FMF fortalece violencia en estadios

0
39

Columna “Desde la tribuna”,

Por Pique 86

México, 27 Febrero.- La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol vetó con un partido al estadio del Veracruz “Luis ‘Pirata’ Fuente”, y una multa económica de 9 mil 680 UMAS (730 mil 743.20 pesos), luego de los hechos violentos ocurridos en las gradas del inmueble durante la jornada 7 del Clausura 2017.

Tras la resolución quedó claro que en el futbol mexicano las influencias pesan más que el reglamento y la justicia. La ridícula sanción es muestra de la presión que ejerció el dueño de los “escualos” al organismo, a fin de no salir perjudicado.

Tal parece que las autoridades competentes necesitan tener muertos y heridos, para imponer una sanción ejemplar, no sólo al Veracruz, a cualquier equipo mexicano de primera división, ascenso, y categorías inferiores bajo su jurisdicción.

Medidas como esta fortalecen la impunidad de los grupos de animación o barras bravas, y las mafias que las mantienen, dejando desprotegidos a los verdaderos aficionados que pagan cada 15 días por un boleto para apoyar a su club.

Si la directiva de los “tiburones rojos” quisiera poner un ejemplo de verdadero juego limpio, comenzarían por poner una sanción mayúscula a los pseudoaficionados inmiscuidos en la reyerta, los cuales se valieron de toda clase de objetos para agredir.

También, es momento de que la federación exija a los equipos regular la entrada a los estadios de los barristas que se encuentren bajo los influjos del alcohol o de cualquier otra sustancia.

Los dueños del balón están a tiempo de limpiar el futbol azteca y alejarlo de cualquier influencia sudamericana.

Afortunadamente, en México todavía no es un “degenere” que aficionados de América y Guadalajara puedan ver un partido juntos desde las gradas.

Es momento de poner en orden nuestra casa. No permitamos que las tribunas se manchen de sangre, y que se sigan vistiendo de colores y de risas familiares que acuden puntualmente a la misa, de la única religión que no tiene ateos, según Juan Villoro.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here