Los XV de Rubí como trampolín político

0
67

Tere Mora Guillén

MÉXICO.- Luego de la celebración navideña, los mexicanos seguimos habidos de fiesta, quizá un tanto para mitigar los efectos de la crisis económica, como por el carácter bullanguero que nos caracteriza, si de por si no nos fala pretexto para armar la pachanga, cuanto más habiendo motivos, y hoy no falta razón, se llegó el día de la gran celebración, los 15 años de Rubí Ibarra García, evento que se hizo viral a través de un video que se difundió en las redes sociales. Como sabemos Rubi y sus padres invitaron a la fiesta, aunque se dirigían a los habitantes de “La Joya”, Hidalgo; la familia no especificó, el clip fue subido a Facebook dándonos todos por invitados.

Los días pasaron y el furor por los 15 de Rubí se incrementaba, se anunciaron promociones de vuelos y cada día más personalidades deseaban apadrinar a la quinceañera ofreciéndole desde el vestido, hasta el maquillaje, la barbacoa y el pastel.

Este lunes la policía federal custodia los cuatro retenes que hay en torno a la comunidad de La Joya y Laguna Seca, en donde será la misa, el banquete y el baile.

El baile y la “Chiva” se realizarán en Laguna Seca, en el municipio vecino de Charcas, en un predio de 25 hectáreas que ha sido habilitado para el evento, que contará con la participación de diversos grupos musicales, la Banda Jerez confirmó su asistencia.

Todo parecía tan romántico, más de una quinceañera ya soñaba con una fiesta igualita a la de Rubí, y con ver realizados algunos de sus más preciados anhelos, como tener la posibilidad  de  grabar un programa de la serie “La Rosa de Guadalupe”,  o hacerse acreedora una beca para estudiar en el Centro de Educación Artística (CEA) de Televisa.

A ratos dicen, la quinceañera se deprimía y no era para menos luego de los memes publicados, la burla en torno al evento,  y la asistencia de no menos de diez mil personas. Sobre todo cuando ahora sabemos que el evento desde un principio se concibió como mero trampolín político para el padre y el tío de la quinceañera.

Resulta que para el fenómeno Rubí, fueron contratados los servicios del estratega de Comunicación Política Marco Sifuentes, ya que Crecencio Ibarra y Pedro Ibarra (padre y tío de Rubí), buscan ser candidatos a Presidentes Municipales de Villa de Guadalupe y Charcas. Hoy el propio Sifuentes publica en redes sociales una foto cuyo titular señala: -“Con mi amigo don Crecenciano Ibarra, el famoso papá de Rubí, a quien le regalaré su campaña a presidente municipal de Villa de Guadalupe, San Luis Potosí; y su hermano Pedro, a quien llevaremos a la presidencia municipal de Charcas. Incluye estrategia, publicidad, brading y social media, con la producción, luego nos acomodamos. En #MKF lo decimos mejor”.

Sin duda la estrategia de mercadotecnia  resultó de maravilla para los fines con que se realizó, sin embargo se utilizó a la quinceañera como plataforma de lanzamiento a tan reprobable fin. Bien sabemos en política no hay nada escrito y hay quienes se valen de toda clase de artimañas con tal de obtener una posición o un escaño.

Hoy se han valido de una ilusionada e ilusa quinceañera, para obtener un cargo político, haber si el pastel le sabe a chocolate, y el baile a mayonesa, el show les salió a pedir  de boca y habrá que ver si el pueblo en su bendita ignorancia sigue permitiendo que le den pan y circo, a cambio de malos gobernantes que una vez llegando al poder habrán de robarles lo poco que tienen. Hoy sea, por los XV de Rubí…

tere_mora_guillén@yahoo.com.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here