Mejor educación, si se erradica pobreza y desigualdad, afirma la especialista Frida Díaz

0
40

Juan Carlos Aguilar

EDOMEX.- Para la doctora Frida Díaz Barriga Arceo, especialista en educación y Tecnologías de la Información, primero deben resolverse las condiciones de pobreza y desigualdad que hay en el país, si es que se quieren alcanzar logros reales en materia educativa.

Entrevistada minutos antes de la ceremonia Honoris Causa que recibió por parte de la Universidad Cuautitlán Izcalli, campus Chopos, la investigadora de la UNAM se refirió a algunos países de Europa y Asia, como China, donde “hacen todos los esfuerzos para que esos aspectos no sean los que estén operando en contra de la situación educativa”.

Explicó que son países que atienden mucho las problemáticas que padecen los niños y los jóvenes, a la vez que lamentó que en México aún falte resolver muchos de estos aspectos.

Debe preocuparnos la situación actual de la infancia en México. Nuestros primeros lugares son en obesidad, diabetes, hipertensión o en niños vulnerados por la violencia. Todo eso indica que algo está sucediendo en la sociedad y que la respuesta no será reformar en blanco y negro los planes y programas. Se tienen que hacer cambios con mayor profundidad”.

15491571_1322758444441888_696011176_oSobre los modelos educativos, Barriga Arceo dijo que los que se aplican en algunas naciones de Europa y Asia, en buena medida han funcionado gracias a que contemplan procesos muy sólidos de formación de profesores, así como buenas condiciones laborales.

“La del docente es una de las figuras profesionales más respetada y apoyada, con mejores condiciones en su formación y en el aspecto laboral. Cuentan con mayor impulso para formar redes de colaboración, comunidades profesionales de docentes, más allá de cuestiones políticas”.

Sobre la idea de importar algunos de estos exitosos modelos educativos en nuestro país, Barriga Arceo indicó que, definitivamente, no sería posible porque se trata de culturas y realidades diferentes, aunque, explicó, sí son buenos ejemplos de los cuales se puede tomar un modelo que nos genere un aprendizaje.

“Considero que nos pueden dar una retroalimentación para saber qué factores han hecho que sean exitosos, pero creo que importarlos como tal e implantarlos, no funcionaría, porque somos realidades, culturas y contextos diferentes.

Por otro lado, aclaró la académica, también hay situaciones malas. “Hay tenciones y exigencias que pueden derivar en un gran éxito académico, pero con problemas en el bienestar emocional o en el desarrollo de los estudiantes”. Y se pregunta: “¿La mirada humanista dónde queda?”.

Y aclaró: “No debemos ver el éxito de un sistema educativo, sólo en términos de calificaciones o rendimiento; hay muchos indicadores. Creo que importa mucho el bienestar y la salud emocional, que impacta en una mejor sociedad y desarrollo.

 SOBRE LA LECTURA

Sobre la creciente tendencia de leer cada vez más en dispositivos electrónicos, la especialista afirma que es necesario entender los procesos lectores. “Esos formatos representan artefactos culturales que caracterizan la historia y la sociedad”.

“Si vemos la evolución del texto, nos damos cuenta que antes se leía en papiros, después en textos caligráficos, escritos a mano; posteriormente llegó la impresión masiva, que es con la que muchos de nosotros nos educamos y nos volvimos gente letrada. Hay que entender que el texto se encuentra en muchos otros formatos.

“La lectura es un acto que puede estar en muchos soportes y eso no implica que va a desaparecer el libro; tal vez mute a otras formas y hay que entender que distintas formas o formatos implican también diferentes habilidades”, expresó.

Además, dijo, lo verdaderamente importante es “hacer una lectura reflexiva, de toma de postura. Siempre he pensado que es inadecuado leer sólo esto y no aquello”.

Y es que, opina la especialista, “es un lector más crítico el que tiene la capacidad de leer de todo: lo bueno, lo malo, lo de calidad o aquello que no la tiene. Eso te va permitiendo, si tienes una guía, una mirada crítica hacia los textos, ir filtrado, ir creciendo como lector sin prejuicios. “Pienso que para poder criticar o analizar aquellos textos que, consideramos, nos parecen inadecuados, hay que saber leerlos y criticarlos, para poder entender en dónde están sus falacias, en dónde sus sesgos; eso es lo que es ser un lector crítico”.

Barriga Arceo afirma que imponer lecturas a los niños desde la mirada del adulto, o prohibirles las que éstos elijan, provoca  que se alejen de esta actividad.

“A los niños les gusta leer, pero no hemos encontrado la manera en que este placer se haga más visible. Cuando están en Facebook están leyendo, a lo mejor cosas insustanciales desde el punto de vista de nosotros como adultos, pero hay ahí un acto lector, como cuando están buscando un video o cuando están leyendo una revista.

“Es claro que hay trabajar para que ese lector vaya teniendo filtros de calidad, porque también es cierto que si mi lectura principal es Tvynovelas  -que desafortunadamente es lo que más se lee-, pues entonces algo debe preocuparnos. Es necesario ponernos lentes críticos para ver qué hay detrás de  esos materiales de lectura, qué nos dejan, qué intereses tienen, qué valores nos están transmitiendo”, finaliza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here