El encono, la nueva política exterior de Donald Trump

0
70

Columna “HORIZONTES”, de Tere Mora Guillén

MÉXICO.- La mayoría de los habitantes del orbe temblamos luego del resultado de las elecciones en los Estados Unidos. Ciudadanos del mundo hemos pasado de la sorpresa a la incertidumbre, temor y pánico escénico. Cierto es que en cuanto Trump abre la boca, no sabemos qué ocurrencia tendrá y aún menos, cómo será la forma en que gobernará a los Estados Unidos, eso sólo el tiempo lo dirá.

Por lo pronto, en el caso de México nada mejor que mantenernos abiertos al comercio internacional, con quienes si quieran tener acuerdos bilaterales, así como mantenernos unidos para producir y consumir lo nuestro, sin depender exclusivamente del país vecino para salir adelante.

Y apenas ayer Mike Pence, vicepresidente electo de Estados Unidos, manifestó que “hay varias maneras” para que México pague el muro que el presidente electo de su país, Donald Trump, pretende 1574842construir en la frontera sur para frenar la migración ilegal. Aún más, sin precisar las “maneras” de que México costee la obra, Pence pareció vincular ese pago a la “Renegociación del TLC” que también implica a Canadá.

Asimismo, Donald Trump amenazó con imponer un impuesto de 35 por ciento a las empresas norteamericanas que decidan invertir en el extranjero y luego vender sus productos en esa nación, desde vehículos, hasta unidades de aire acondicionado, con el objeto de hacer su frontera más fuerte. De tal forma, a base de amenazas el magnate gobernará a los Estados Unidos al menos por los próximos cuatro años.

Las reacciones siguen en torno a Trump, y las medidas que desea aplicar desde el inicio de su gestión. Magdy Martínez Solimán, subsecretario General de la ONU, dijo en Panamá que “edificar muros es un error”, y externó su esperanza de que el nuevo gobierno de Estados Unidos continúe su apertura hacia Cuba y se refirió también al liderazgo de China.

Respecto a Cuba, extraordinario sería que luego de la dictadura de Fidel Castro, se levantara el bloqueo económico por parte de los Estados Unidos, medida que por ahora con Trump parece imposible de vislumbrar. Sin embargo, Cuba dejaría con la boca abierta a diversos países por su alto nivel académico y la creatividad, que en tantos años a base de carencias han desarrollado.

Me pregunto ¿a qué le tira el presidente electo de los Estados Unidos? Tal parece que en vez de sumar en esta vida y en el mundo convulsionado en que vivimos, Trump quisiera arremeter contra todos los donald-trumppaíses, restaurar y crear muros, acallar consciencias, así como terminar por derrumbar acuerdos y negociaciones. Ayer Trump criticó de manera abierta a China por su política cambiaria y militar. Acusó a Pekín de devaluar su moneda para competir mejor con las empresas estadounidenses.

¿Cuándo aprenderemos los seres humanos a utilizar la inteligencia y el buen juicio a la hora de elegir a nuestros gobernantes? ¿Porqué permitir que arriben al poder orates improvisados, y hasta que haya dictadores a perpetuidad cuando vemos que las naciones se derrumban por la sin razón de quienes les gobiernan? Sabido es que no hay sistema perfecto, pero bueno sería fijarnos en a quién le damos el poder, se trata hoy día de una cuestión hasta de sobrevivencia y buen tino, por sobre meras ocurrencias que ponen a temblar al mundo entero.

tere_mora_guillen@yahoo.com.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here