Trump, la razón de la sinrazón

0
47

TERE MORA GUILLEN

MÉXICO.- “¡Que no cunda el pánico!” es la consigna que me viene a la mente luego de la jornada electoral del pasado 9 de noviembre en los Estados Unidos.

Es cierto que la figura de Donald Trump preocupa al mundo entero, en cuanto resultó electo Presidente de la nación más poderosa, los mercados temblaron literalmente y aún no se vislumbra cuando habrán de estabilizarse.

De golpe la cruda realidad se impuso, y es que los mexicanos no esperábamos que Trump obtuviera la victoria, sobre todo cuando entre sus propuestas de campaña se comprometió en los primeros cien días de su gestión, a deportar a tres millones de indocumentados, y a construir un muro fronterizo de más de mil 600 kilómetros, cuyo costo sería de más de 10 mil millones de dólares que –según afirmó-, pagaríamos los propios mexicanos.

Cierto es que desde la década de 1960 se expandió el movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos, Europa, y el resto del mundo. Cada vez más importante en el ordenamiento jurídico de los países, la aparición de normas escritas e informales para promover el respeto a la diversidad, y la protección de los derechos de las minorías. Un ideal que sólo en ocasiones se cumplió.

Hoy hay perplejidad ante el triunfo de un hombre que basó aspectos importantes de su campaña, en propagar insultos étnicos y llamados a la estigmatización de religiones enteras.

Aunque en la Unión Americana siguen las manifestaciones en contra de Trump, fueron los propios estadounidenses quienes le eligieron, incluso el estado de California que no votó por el republicano, busca su independencia.

Habrá que esperar a que Trump se siente en la silla presidencial, para ver cómo actúa, ahora todo parece confuso y no entendemos la razón de la sin razón…

Hay vientos de cambio a nivel mundial. En México, el licenciado Miguel Alemán Velasco, presidente del foro México Cumbre de Negocios, se pronunció porque se construya una estrategia integral, en la que no quepan las improvisaciones: “Debemos actuar pronto, construir una estrategia integral y fortalecer los vínculos que por décadas, se han construido entre México, Estados Unidos y Canadá, los tres países del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Por su parte Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía, dijo que Trump no va a abrogar el tratado, que lo va a renegociar. Y abundó: “El reto para México frente a este cambio es que un presidente, hoy electo, es obviamente un individuo con retos muy diferente a los que tenía como candidato.

Por su parte el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, afirma que “las propuestas de campaña del ahora presidente electo Donald Trump que pudieran afectar la economía mexicana, tiene factores reales que limitarían su aplicación”.

Sin embargo señaló que para hacer frente a un escenario adverso, será necesario responder los problemas pendientes del país, como la falta del Estado de Derecho, abatir la corrupción, la impunidad y cumplir con responsabilidad fiscal, lo cual generaría inversión, producción y empleo en México.
Así las cosas, cada nación tendrá que hacer lo propio ante este nuevo contexto que se da a partir del triunfo de Trump en los Estados Unidos.

Debemos todas las naciones permanecer unidas, ser optimistas y trabajar en aras de construir un mundo mejor. Esto a pesar del presidente electo de los Estados Unidos que en campaña combinó ignorancia, racismo y machismo en la mayoría de sus intervenciones.

Unámonos ante el enemigo, aunque pretenda la división y el hostigamiento entre los seres humanos del orbe, la unión hace la fuerza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here