Desconfían colombianos de la narcoguerrilla de las FARC

0
48

El “no” a la paz ha ganado en Colombia, no tenemos confianza en que guerrilleros y narcotraficantes, de un día a otro dejen de cometer atrocidades 

1475459299_656211_15363400_fotograma_2

“HORIZONTES”

Tere Mora Guillén

Y los colombianos optaron por el “no” en el plebicito celebrado antier, por lo que el idilio de los ciudadanos de dicha nación, con el acuerdo firmado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), duró menos de una semana.

De los 35 millones de colombianos que podrían acudir a las urnas, sólo lo hizo un 37 por ciento del electorado.

Pese a que los ciudadanos votaron por el “No”, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que el cese al fuego continuará en la nación.

En una entrevista difundida por el diario “El País”, Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno colombiano, opinaba que el sí ganaría, aunque le preocupaba que la votación no fuera copiosa. Y afirmaba:“El plebiscito será el punto de partida para que empiece el cronograma de dejación (SIC) de armas, y la incorporación de los acuerdos al escenario jurídico, pero vamos a tener que seguir haciendo esfuerzos para unificar a la sociedad colombiana. No va a ser una cosa tan arrasadora que resuelva el problema político y la polarización”.

También Humberto de la Calle señalaba –“Ha sido tan brutal lo que ha ocurrido en Colombia… La mezcla de la guerrilla con actividades de narcotráfico o el secuestro, que ha generado una resistencia enorme”.

Y argumentaba: “Las FARC han cambiado su lenguaje. El líder de la guerrilla, Rodrigo Londoño alias “Timochenko”, pidió perdón, Márquez condenó el secuestro, pero durante cuatro años no lo logramos. Ese mensaje puede ser un poco tardío. Siempre les insistimos en que si no mostraban más consideración, sería difícil impregnar ese deseo de reconciliación a toda la sociedad”.

Lo cierto es que el mismo día en que se firmaba la paz, el expresidente Uribe, protestaba en Cartagena contra los acuerdos. Humberto de la Calle mostraba preocupación porque sabía que el “no” representaría enormes dificultades para retomar las conversaciones.

Las negociaciones entre el gobierno colombiano y las FARCS demoraron cuatro años. La guerra en cambio, 52 y con un costo de más de 200 víctimas.

Hoy el “no” a la paz ha ganado en Colombia, los seres humanos no tenemos confianza en que guerrilleros y narcotraficantes, de un día a otro, por decirlo de alguna manera, dejen de cometer atrocidades y pasen a ser los buenos de la película.

Es verdad que en el fondo todos preferimos el inicio de la paz que la continuación de una guerra, pero en este mundo por absurdo que parezca prevalece la convulsión, la confrontación entre los seres humanos, los medios de información cumplen a cabalidad su función, sin embargo nos saturan de las dantescas escenas de las guerras que no respetan a nadie. Destacan la violencia y altercados. Hay niños que a corta edad son entrenados para matar; guerras que lo mismo destruyen edificaciones que matan a seres humanos inocentes; guerras que provocan migraciones masivas, rostros desencajados, corazones aplastados por el dolor de haber perdido a un ser amado.

Asimismo la violencia está a la orden del día en calles, avenidas, zonas urbanas y rurales de las naciones del orbe. Crece la pobreza y por ende la desigualdad, así surge el conflicto, el resentimiento y con ello la sed de venganza. Es el cuento de nunca acabar; conflictos que como vemos no tienen final.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here